diciembre 05, 2016 2 lectura mínima

En esta breve publicación de blog llamamos la atención sobre la esquistosomiasis y sus vínculos con el nacimiento prematuro, en reconocimiento del Día Mundial de la Prematuridad.

Investigadores de la Universidad de Brown en los Estados Unidos están analizando la esquistosomiasis y sus efectos en las mujeres embarazadas en Leyte, una comunidad de Filipinas. Como un rápido recordatorio para aquellos que no han seguido nuestro creciente interés en esta insidiosa casualidad, la esquistosomiasis es un parásito transmitido por el agua que causa estragos en los órganos internos, dependiendo de su cepa.

El esquisto-h afecta a los órganos reproductores, mientras que el esquisto-j afecta al hígado y es quizás el más insidioso. Aunque los efectos de la esquistosomiasis se han estudiado durante años, hasta hace poco tiempo se ha descuidado un examen intenso de sus efectos sobre la salud de la madre y el feto durante el embarazo.

Friedman y Kurtis y su equipo están encontrando un vínculo entre la esquisto-j, la inflamación de la placenta y los resultados adversos del nacimiento, incluida la prematuridad en la población de Leyte, Filipinas. Las madres que tienen esquistosomiasis-j tienen niveles más altos de endotoxemia (1,3 veces en la sangre materna, 2,4 veces más en la placenta). Las endotoxinas, a su vez, están asociadas a la prematuridad. El equipo de Brown descubrió que durante el embarazo, los huevos de esquisto-j también tienen una respuesta proinflamatoria, también asociada con la prematuridad y otros eventos adversos del embarazo, como la restricción del crecimiento intrauterino y el bajo peso al nacer.

Dicho en términos sencillos, los huevos de esquistosomiasis causan una infección crónica y una respuesta inflamatoria a largo plazo que está relacionada con problemas en la placenta y en el torrente sanguíneo materno.

Pero, ¿qué tan grande es el problema potencialmente? La esquistosomiasis afecta a unos 200 millones de personas en todo el mundo, 40 millones de mujeres en edad reproductiva. Schisto-j es endémico en países con grandes poblaciones: China, Filipinas e Indonesia. Baste decir que el problema es grande y que la exploración más profunda de la molesta casualidad en todas sus formas es importante para la salud de las mujeres y para la prevención de la prematuridad.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

A Point of Care Bilirubinometer Using Blood: BiliDx
A Point of Care Bilirubinometer Using Blood: BiliDx

enero 16, 2024 2 lectura mínima

The BiliDx is a novel system for diagnosing jaundice.  The device uniquely meets the Target Product Profile (TPP) developed as part of the NEST 360 initiative in that it allows blood-based testing at the bedside.   This initiative is part of an emerging global consensus in the Every Newborn Action Plan that countries need functional WHO level-2 inpatient units to care for "small and sick newborns." 
Ver artículo completo
NASG as a life-saving medical device to stabilize women with postpartum hemorrhage
Consideraciones para el retiro del TANN

enero 15, 2024 2 lectura mínima

 El TANN debe ser retirado en un establecimiento donde sea posible el tratamiento definitivo en caso de re sangrado (capacidad quirúrgica, disponibilidad de hemoderivados etc.).
Ver artículo completo
MaternaWell Tray: Revolutionizing Postpartum Hemorrhage Care
MaternaWell Tray: Revolutionizing Postpartum Hemorrhage Care

noviembre 06, 2023 3 lectura mínima

Now as a next step, we ask what could be done to lower the costs of the implementation of the E-MOTIVE bundle? The most obvious answer is to consider displacing the tens of thousands of disposable plastic drapes with a purpose-built reusable device. 

Fortunately one of the obstetricians involved in the E-MOTIVE study, Dr. Justus Hofmeyr, had been innovating around this very issue, designing a tray with wells that could fit under a woman’s buttocks, collect and accurately measure the. blood. This tray, the MaternaWellTray was conceived as a device that could be sterilized and reused, and is manufactured in South Africa by Umoya.

Ver artículo completo