Dicen que por cada mujer que muere durante el parto, otras 20 a 30 mujeres sufren morbilidad severa.

Una de las lesiones más devastadoras que pueden ocurrir durante el parto es la fístula obstétrica. A pesar de ser una de las lesiones más devastadoras, también es una de las más prevenibles y tratables.

Cada año alrededor de 50.000-100.000 mujeres se ven afectadas por la fístula obstétrica. Esta estimación es tan amplia que muchas mujeres ocultan su sufrimiento o no pueden llegar a la atención. La fístula obstétrica se produce como resultado de un trabajo de parto prolongado y obstruido sin apoyo calificado. El trabajo de parto prolongado y obstruido provoca la ruptura de la pared entre la vagina y la vejiga o la vagina y el recto, lo que permite que la orina o las heces se filtren fuera de la vagina. La mayoría de los casos ocurren en mujeres y niñas que viven en extrema pobreza . Es más probable que estén lejos de los centros de salud, por lo general tienen mala salud y están desnutridas, lo que las hace vulnerables a un parto difícil. Además, las mujeres que viven en la pobreza tienen más probabilidades de quedar embarazadas a una edad más temprana cuando su pelvis no se ha desarrollado por completo, lo que aumenta la probabilidad de un parto obstruido. Lamentablemente, cuando ocurre una fístula, la mayoría de las mujeres no saben qué les pasa. La fuga constante de orina o heces como consecuencia de la fístula genera vergüenza, estigma y aislamiento, no solo por parte de la sociedad sino también de sus propias familias. Por lo tanto, las mujeres tienen miedo de buscar servicios médicos y, sin tratamiento, su situación socioeconómica empeora.

La fístula obstétrica es totalmente prevenible. Esto significa que, en los países donde es endémico, no solo los sistemas de salud no protegen a las mujeres y las niñas, sino también la sociedad y el gobierno. En los países donde las mujeres tienen oportunidades económicas y sociales y acceso a la atención de la salud, la fístula obstétrica prácticamente se ha eliminado. El bajo estatus de las mujeres y las niñas en ciertas partes del mundo es lo que hace que la fístula obstétrica sea endémica. Las niñas jóvenes corren el mayor riesgo de desarrollar fístula obstétrica ya que sus cuerpos no están completamente formados, por lo que donde existe el matrimonio infantil, también existirá la fístula obstétrica. La ausencia de programas de planificación familiar que puedan proteger a estas niñas de embarazos tempranos agrava aún más este problema. El bajo estatus de las mujeres significa que las mujeres no comen bien en comparación con otros miembros de la familia, lo que provoca que estén desnutridas. Las familias empobrecidas tampoco gastarán dinero en atención médica durante el embarazo. Por lo tanto, si el trabajo de parto se prolonga u obstruye, las mujeres no tienen acceso a un profesional de la salud. Las mujeres que viven en áreas rurales están aún más desfavorecidas al no tener los medios para obtener transporte a las instalaciones médicas.

Las causas de la fístula son tanto físicas como sociales. Por lo tanto, prevenir y reparar las fístulas requiere soluciones físicas y sociales.

Prevenir y reparar las fístulas obstétricas requiere sistemas de salud que funcionen y sean accesibles. Los gobiernos deben hacer más para hacer que la atención del embarazo sea más asequible y accesible para quienes viven en la pobreza. En segundo lugar, los sistemas de salud deben contar con profesionales capacitados que puedan reconocer y manejar partos difíciles. Los medicamentos esenciales y el equipo obstétrico de emergencia también deben estar presentes en las instalaciones. Además, para las mujeres que actualmente viven con fístulas, los gobiernos deben priorizar la reparación de fístulas asociándose con organizaciones internacionales y locales para capacitar a profesionales de la salud en cirugías de reparación. Esto es importante para romper el ciclo de pobreza y aislamiento que experimentan estas mujeres. Se requieren campañas abiertas para publicitar los centros de reparación y para abordar el estigma a través de la educación y el diálogo a fin de que sea seguro para las mujeres buscar atención.

La prevención y el tratamiento de la fístula consisten en mejorar los servicios básicos de salud materna. Sin embargo, la causa fundamental de la fístula está incrustada en la condición de la mujer . Es necesario poner fin al matrimonio infantil, mejorar las oportunidades económicas de las mujeres y mejorar la educación de las niñas para erradicar la fístula a largo plazo.

Por Shreya Patel

Crédito de la foto: Alianza Mujer y Salud

1 Respuesta

james nggada
james nggada

enero 30, 2019

Hi, I was part of surgical team that operated on over 50 women with VVF in Maiduguri Borno state northeast Nigeria. Fistula is really an issue in the northeast due to the factor mentioned by the writer, iam looking at ways to help this women because of number that registered but could not get the surgery done.over 300. James nggada nurse anaesthetist.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

A Point of Care Bilirubinometer Using Blood: BiliDx
A Point of Care Bilirubinometer Using Blood: BiliDx

enero 16, 2024 2 lectura mínima

The BiliDx is a novel system for diagnosing jaundice.  The device uniquely meets the Target Product Profile (TPP) developed as part of the NEST 360 initiative in that it allows blood-based testing at the bedside.   This initiative is part of an emerging global consensus in the Every Newborn Action Plan that countries need functional WHO level-2 inpatient units to care for "small and sick newborns." 
Ver artículo completo
NASG as a life-saving medical device to stabilize women with postpartum hemorrhage
Consideraciones para el retiro del TANN

enero 15, 2024 2 lectura mínima

 El TANN debe ser retirado en un establecimiento donde sea posible el tratamiento definitivo en caso de re sangrado (capacidad quirúrgica, disponibilidad de hemoderivados etc.).
Ver artículo completo
MaternaWell Tray: Revolutionizing Postpartum Hemorrhage Care
MaternaWell Tray: Revolutionizing Postpartum Hemorrhage Care

noviembre 06, 2023 3 lectura mínima

Now as a next step, we ask what could be done to lower the costs of the implementation of the E-MOTIVE bundle? The most obvious answer is to consider displacing the tens of thousands of disposable plastic drapes with a purpose-built reusable device. 

Fortunately one of the obstetricians involved in the E-MOTIVE study, Dr. Justus Hofmeyr, had been innovating around this very issue, designing a tray with wells that could fit under a woman’s buttocks, collect and accurately measure the. blood. This tray, the MaternaWellTray was conceived as a device that could be sterilized and reused, and is manufactured in South Africa by Umoya.

Ver artículo completo