mayo 12, 2023 4 lectura mínima

La salud materna se refiere a la salud de las mujeres durante el embarazo, el parto y el puerperio. Cada etapa debería ser una experiencia positiva que garantice el máximo potencial de salud y bienestar para las mujeres y sus bebés. Desafortunadamente, no siempre es así.

El sistema de salud pública de Venezuela, antes reconocido como uno de los mejores de América Latina, ha estado en un estado prolongado de declive. Según la Federación Médica Venezolana, los últimos años han presenciado un éxodo de alrededor de la mitad de los médicos del país — aproximadamente 30,000 profesionales — impulsados por una necesidad desesperada de garantizar el bienestar de sus familias. Aunque la magnitud total de sus repercusiones aún es incierta, los datos más recientes de 2016 revelan un sorprendente aumento del 65% en las tasas de mortalidad materna, mientras que la mortalidad infantil experimentó un incremento del 30% en un año.

Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por las Naciones Unidas para 2016-2030 es reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por 100,000 nacimientos vivos. Desafortunadamente, Venezuela no ha logrado alcanzar estos objetivos. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud de 2017, la tasa de mortalidad materna de Venezuela fue de 125 x 100,000 nacimientos vivos, marcando un desalentador cambio del -5%. Mientras tanto, el mundo presenció una encomiable reducción del 38% en las tasas de mortalidad materna.

El aumento en la mortalidad materna es alarmante porque refleja la vulnerabilidad de las mujeres embarazadas debido a la ausencia de disposiciones de salud esenciales y protectoras. Este problema multifacético entrelaza factores geográficos, socioeconómicos, culturales, educativos y de salud, formando colectivamente una cadena de circunstancias que inevitablemente termina en la muerte materna. Estos puntos críticos, a menudo denominados "retrasos fatales", requieren atención urgente. Gran parte de los retrasos fatales pueden reducirse considerablemente estableciendo medidas educativas que enseñen a las mujeres a reconocer los síntomas, acceder a los centros de atención adecuados y recibir el apoyo obstétrico esencial.

La mayoría de las muertes maternas son prevenibles. Para lograr esto, es imperativo que todas las mujeres tengan acceso a la atención prenatal, a la atención calificada durante el parto y al apoyo durante las primeras semanas después del parto. Es particularmente importante que todos los partos sean atendidos por profesionales de la salud capacitados, ya que la atención y el tratamiento oportunos pueden determinar la vida o la muerte tanto de la madre como del niño. Para prevenir la muerte materna, también es esencial evitar embarazos no planificados o embarazos a temprana edad. Cada mujer, especialmente las adolescentes, debe tener acceso sin restricciones a la anticoncepción, servicios seguros de aborto dentro de los límites de la ley y atención integral postaborto. Además, para mejorar la salud materna, se deben identificar y eliminar las barreras para acceder a servicios de salud materna de calidad en todos los niveles del sistema de salud.

La falta de personal médico, equipo médico, suministros, camas operativas e infraestructura deteriorada se encuentran entre los muchos desafíos que enfrenta el sistema de salud venezolano. Como describió una mujer embarazada, "tuve que ir a 5 hospitales para que finalmente me atendieran porque no había incubadora para mi bebé".

Las consecuencias de la grave situación de Venezuela son sentidas agudamente por las mujeres embarazadas y sus bebés, quienes enfrentan desafíos significativos para acceder a una atención adecuada. Incapaces de costear el alto costo de los centros privados, las futuras madres a menudo no tienen más opción que depender de los hospitales públicos. Sin embargo, la realidad de buscar tratamiento en instalaciones públicas puede ser desalentadora, ya que muchos pacientes informan casos de mal tratamiento por parte del personal médico y de enfermería.

Una mujer que dio a luz en un hospital en Caracas compartió su angustiosa experiencia: “Recibí un trato terrible por parte de las enfermeras, que no permitieron que mi familia viera a mi hija recién nacida. Es un caos, realmente no tendría otro bebé, no podría soportar vivir esa experiencia nuevamente".

Dentro de las paredes del hospital, la prevalencia de la desinformación (y la falta de información proporcionada a las madres y las familias) ha alcanzado niveles alarmantes. Una madre afligida compartió su devastadora experiencia, recordando: "Mi bebé nació prematura, de 31 semanas, no pude verla porque se la llevaron tan pronto como nació, nadie me dio información, hasta dos días después, cuando me dijeron que había muerto".

Algunos incidentes angustiosos resaltan un problema crítico que se extiende más allá de las políticas de salud, habla de la esencia de la humanidad y la empatía. La ausencia de comunicación oportuna y transparente, la falta de apoyo y la desconexión emocional experimentada por los pacientes y sus familias son todas indicaciones del sistema de Venezuela en una necesidad desesperada de reinvención y compasión.

Escrito por el Dr. Nestor Ferrer, Ob/Gyn; Editado por Juan López 

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

antenatal corticosteroids expert advice from FIGO
Antenatal corticosteroids: FIGO states they should not be given “just in case”

junio 06, 2024 2 lectura mínima

According to the American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) and the International Federation of Gynecology and Obstetrics (FIGO), the administration of antenatal corticosteroids is recommended in women with a pregnancy between 24 and 34 weeks who are at risk of preterm birth within the next seven days.
Ver artículo completo
What's new in menstrual health management: an interview with the Founder of Asan
What's new in menstrual health management: an interview with the Founder of Asan

abril 28, 2024 2 lectura mínima

The Asan cup is a patented menstrual cup with a unique removal ring, which makes it the easiest cup to insert and take out. The bell-shaped design ensures that the cup sits comfortably, and the red colour of the cup prevents it from staining over time. 
Ver artículo completo
Benefits of intravenous iron to treat anemia in pregnancy
Benefits of intravenous iron to treat anemia in pregnancy

marzo 19, 2024 5 lectura mínima

Ver artículo completo