Solo unos días antes de la Asamblea Mundial de la Salud (que tendrá lugar esta semana, del 21 al 26 de mayo de 2018), el Director General de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo un llamado mundial a la acción hacia una enfermedad que se puede eliminar. - cáncer de cuello uterino. Expresó la necesidad de una acción global coordinada de las agencias multilaterales y el sector privado, que son los fabricantes de vacunas, diagnósticos y tratamientos.

El cáncer de cuello uterino es una de las formas de cáncer más prevenibles y tratables si se detecta y trata a tiempo. Sin embargo, una mujer muere de cáncer de cuello uterino cada dos minutos y de las que mueren, 9 de cada 10 viven en países pobres. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) es muy eficaz y tiene la capacidad de salvar millones de vidas (ya que casi todos los casos de cáncer de cuello uterino son causados ​​por el VPH), pero el acceso es problemático. El Dr. Tedros ha pedido que todas las niñas del mundo se vacunen contra el VPH y que todas las mujeres mayores de 30 años sean examinadas y tratadas por lesiones precancerosas.

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad de la pobreza. Se puede prevenir en gran medida mediante intervenciones de salud pública, como la detección y la vacunación contra el VPH. Sin embargo, el lugar donde vive una mujer (su país, rural o urbano), su estatus socioeconómico, su estatus dentro de la familia y la cultura a la que está expuesta determinarán si desarrolla cáncer de cuello uterino. Estos factores influirán en qué tan temprano se presenta y si tiene acceso a servicios preventivos, de diagnóstico y de tratamiento.

La disminución en las tasas de incidencia y mortalidad del cáncer de cuello uterino observada recientemente se debe a que los países de altos ingresos implementan de manera efectiva programas de detección y aumentan el acceso a las vacunas contra el VPH. Aunque estos países tienen sistemas de salud sólidos, también parecen considerar significativamente la vida de las niñas y mujeres dentro de la política de salud pública. Estos países con alto desarrollo humano (un índice basado en la esperanza de vida, la educación y el PIB per cápita) tienden a tener menos desigualdad de género. De hecho, el Índice de Desigualdad de Género (que incluye el estado de la salud reproductiva, el empoderamiento de la mujer y el estado económico) ha demostrado estar correlacionado con la incidencia y mortalidad del cáncer de cuello uterino. Cuanto mayor sea la desigualdad, mayor será el riesgo de desarrollar y morir de cáncer de cuello uterino. Esto significa que no es suficiente que los países se centren únicamente en fortalecer los sistemas de salud, mejorar los suministros o crear acceso. También es necesario examinar la situación de las niñas y las mujeres. Incluso si hay acceso a la detección, todavía existen barreras como la falta de privacidad, la vergüenza y las actitudes del personal de atención médica que afectan en gran medida el uso de estos servicios por parte de las mujeres.

La eliminación del cáncer de cuello uterino no se trata solo de asociarse con el sector privado para aumentar los suministros de vacunas o el desarrollo de programas gubernamentales de detección. La detección debe estar presente con el acceso al tratamiento adecuado (como los servicios de radioterapia de los que hay escasez en todo el mundo), así como la eliminación de las barreras mencionadas anteriormente. Esto es particularmente vital para aquellas mujeres que ya tienen VPH. Continuaremos fallando a las mujeres si las evaluamos cuando no hay tratamiento disponible, o si sienten que no pueden acceder a la atención porque no confían en el sistema de salud.

El Dr. Tedros ha destacado que existe una gran urgencia para eliminar el cáncer de cuello uterino. Sin embargo, además de la colaboración, los gobiernos individuales deben ayudar a eliminar las barreras que enfrentan las mujeres cuando acceden a la atención. Los gobiernos deben estar de acuerdo en que vale la pena salvar la vida de las mujeres, y esto requiere que las niñas y las mujeres sean consideradas en todos los niveles de toma de decisiones, desde la formulación de políticas hasta el punto de atención.

Por Shreya Patel

Autor de la foto:

Organización Panamericana de la Salud

Vacunación VPH en Sao Paulo Brasil Marzo 2014

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

A Point of Care Bilirubinometer Using Blood: BiliDx
A Point of Care Bilirubinometer Using Blood: BiliDx

enero 16, 2024 2 lectura mínima

The BiliDx is a novel system for diagnosing jaundice.  The device uniquely meets the Target Product Profile (TPP) developed as part of the NEST 360 initiative in that it allows blood-based testing at the bedside.   This initiative is part of an emerging global consensus in the Every Newborn Action Plan that countries need functional WHO level-2 inpatient units to care for "small and sick newborns." 
Ver artículo completo
NASG as a life-saving medical device to stabilize women with postpartum hemorrhage
Consideraciones para el retiro del TANN

enero 15, 2024 2 lectura mínima

 El TANN debe ser retirado en un establecimiento donde sea posible el tratamiento definitivo en caso de re sangrado (capacidad quirúrgica, disponibilidad de hemoderivados etc.).
Ver artículo completo
MaternaWell Tray: Revolutionizing Postpartum Hemorrhage Care
MaternaWell Tray: Revolutionizing Postpartum Hemorrhage Care

noviembre 06, 2023 3 lectura mínima

Now as a next step, we ask what could be done to lower the costs of the implementation of the E-MOTIVE bundle? The most obvious answer is to consider displacing the tens of thousands of disposable plastic drapes with a purpose-built reusable device. 

Fortunately one of the obstetricians involved in the E-MOTIVE study, Dr. Justus Hofmeyr, had been innovating around this very issue, designing a tray with wells that could fit under a woman’s buttocks, collect and accurately measure the. blood. This tray, the MaternaWellTray was conceived as a device that could be sterilized and reused, and is manufactured in South Africa by Umoya.

Ver artículo completo