marzo 10, 2021 4 lectura mínima

Descargo de responsabilidad: este artículo representa un resumen de la literatura reciente, pero de ninguna manera proporciona un consejo médico.


A medida que las vacunas contra el COVID-19 están más disponibles, las mujeres embarazadas se enfrentan a un dilema: una información aparentemente contradictoria. Hasta principios de febrero de 2021, la OMS había desaconsejado que las mujeres embarazadas se vacunaran, citando posibles "riesgos de la vacuna". El último comunicado oficial del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., por otro lado, establece que las mujeres embarazadas que son trabajadoras de la salud o esenciales “pueden optar por vacunarse”. Mientras tanto, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) afirma que las vacunas contra el COVID-19 no deben negarse a las mujeres embarazadas y que las mujeres deben analizar los riesgos y beneficios individuales con sus proveedores de atención médica. ¿Qué explica esta controversia y cómo deben avanzar las mujeres embarazadas?


El problema radica en que existe una grave falta de datos sobre la seguridad de las vacunas COVID-19 para mujeres embarazadas. Siguiendo las normas establecidas, ninguno de los principales fabricantes de vacunas incluyó a mujeres embarazadas en sus primeros ensayos clínicos; de hecho, una evaluación de ensayos clínicos internacionales realizada la primavera pasada encontró que los nueve ensayos globales de vacunas contra el COVID-19 en ese momento enumeraban el embarazo como un criterio de exclusión. Según un portavoz de la OMS, fue debido a esta falta de datos que la agencia “no pudo proporcionar una recomendación amplia para la vacunación de mujeres embarazadas”.


A pesar de estas declaraciones, muchos médicos insisten en que las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna. Su razonamiento es que la amenaza de infección para las mujeres embarazadas supera los peligros aún no probados de la vacuna. Las investigaciones de varios grupos de todo el mundo indican que las mujeres embarazadas con COVID-19 corren un mayor riesgo de hospitalización y enfermedad grave en comparación con las mujeres no embarazadas. De hecho, un análisis de 77 estudios de cohortes publicado en septiembre pasado, con datos de más de 11.400 mujeres con COVID-19 confirmado o sospechoso, identificó a las mujeres embarazadas como un grupo de alto riesgo. Según el análisis, la probabilidad de que las mujeres embarazadas con COVID-19 ingresaran en la unidad de cuidados intensivos (UCI) era un 62 % mayor que para las mujeres no embarazadas, mientras que las probabilidades de necesitar ventilación invasiva eran un 88 % mayores.


Detrás de las opiniones de estos médicos también hay una importante cantidad de literatura que indica que las vacunas inactivadas no dañan a las mujeres embarazadas ni a sus hijos. Los médicos creen que estos datos son aplicables a las vacunas Moderna y Pfizer, que, al ser vacunas de ARNm, no están hechas de un virus vivo. Más bien, estas vacunas instruyen a las células del cuerpo sobre cómo construir un fragmento de proteína basado en el virus SARS-COV-2, que a su vez desencadena una respuesta inmunitaria. Una vez que esto sucede, "la célula se descompone y se deshace del ARNm". Debido a que el ARNm se degrada tan rápido, es poco probable que dañe a la madre o al feto.


Si bien esta información parece positiva, "debe evitarse una extrapolación directa a las vacunas COVID-19". Como explica Linda Eckert, profesora de obstetricia y ginecología de la Universidad de Washington, "el desafío es que no tenemos una vacuna anterior con la tecnología de ARNm". Tampoco está claro cuándo es mejor vacunarse durante el embarazo. La fiebre es un posible efecto secundario conocido de varias vacunas contra el COVID-19; sin embargo, las mujeres deben tener cuidado de no contraer fiebre durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre, cuando tener fiebre se asocia con un mayor riesgo de defectos congénitos.


Tomar la decisión de vacunar o no aún más complicado, las mujeres embarazadas que se vacunan a partir del segundo trimestre en adelante pueden transmitir parte de la protección de la vacuna a su hijo. Esto se debe a que la receptora de la vacuna en esa etapa del embarazo puede transferir anticuerpos a través de la placenta.


Dado que se desconocen tantas facetas de la enfermedad y la vacuna, en Maternova seguiremos de cerca la literatura. Por el momento, la directriz oficial de la OMS es que las mujeres embarazadas deben decidir por sí mismas en conferencia con sus proveedores médicos sobre los riesgos y beneficios de la vacunación. En estas circunstancias, las mujeres que trabajan desde casa, por ejemplo, y pueden mitigar su exposición, pueden optar por posponer la vacunación hasta después del parto. Por el contrario, las trabajadoras de la salud embarazadas y sus médicos pueden sentir que deben recibir la vacuna lo antes posible. Solo se podrá obtener una respuesta clara una vez que se difundan más investigaciones y se determinen los riesgos de la vacunación.


Fuentes:

https://www.cnn.com/2021/01/29/health/pregnancy-covid-vaccine-wellness/index.html

https://www.scientificamerican.com/article/why-covid-vaccines-are-likely-safe-for-pregnant-people1/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7834417/#b0005

https://www.nature.com/articles/d41586-021-00578-y

Por Laila R.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

DreamWarming, infant warming mattress, infant transport mattress, infant hypothermia solution
An innovation in the warm chain: The DreamWarmer

junio 24, 2024 2 lectura mínima

The warming mattress (made up of strips of phase change material) can stay warm for 6 or more hours.  It is a flexible mattress that can be used in conjunction with skin to skin contact or with Kangaroo Mother Care.
Ver artículo completo
antenatal corticosteroids expert advice from FIGO
Antenatal corticosteroids: FIGO states they should not be given “just in case”

junio 06, 2024 2 lectura mínima

According to the American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) and the International Federation of Gynecology and Obstetrics (FIGO), the administration of antenatal corticosteroids is recommended in women with a pregnancy between 24 and 34 weeks who are at risk of preterm birth within the next seven days.
Ver artículo completo
What's new in menstrual health management: an interview with the Founder of Asan
What's new in menstrual health management: an interview with the Founder of Asan

abril 28, 2024 2 lectura mínima

The Asan cup is a patented menstrual cup with a unique removal ring, which makes it the easiest cup to insert and take out. The bell-shaped design ensures that the cup sits comfortably, and the red colour of the cup prevents it from staining over time. 
Ver artículo completo